¿Qué es el SPF?

gafas-de-sol-en-la-arena_1169-59

Ya se acerca sigilosamente el buen tiempo, y lo prometido es deuda, vamos a insistir en la protección solar.

chica-de-rodillas-en-la-playa_1149-1079

Es importantísimo proteger la piel de los rayos UV para evitar quemaduras, eccemas, irritaciones y lo más importante, enfermedades.

Lo primero es saber qué es el factor de protección solar, SPF, para sabér cuál usar:

“El factor de protección solar o índice de protección solar indica cuanto tiempo un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse una persona, usando un producto de protección frente a un eritema o enrojecimiento de la piel previo a la quemadura. Por ejemplo, una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de diez minutos al sol, tardaría 15 veces ese tiempo con un FPS 15 (150 minutos o 2,5 horas).

Existen diferentes escalas para la valoración de la protección solar, en función de la zona del espectro de la cual protegen.

Los productos con filtros solares contienen ingredientes que absorben, bloquean y/o dispersan los rayos ultravioleta del Sol (UV). Estos productos han sido formulados para proporcionar diferentes grados de protección contra los rayos UVA, UVB e infrarrojos (IR).

El sistema numérico para medir el factor de protección solar fue establecido por la FDA (Food and Drug Administration – Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), para medir, principalmente, la cantidad de protección que el producto ofrece contra las quemaduras solares causadas por los rayos UVB. Todavía no se ha establecido un sistema para medir la protección contra los rayos UVA.

La fotoprotección solar es fundamental para evitar lesiones cutáneas como quemaduras y con el paso del tiempo cáncer. El sol es causante en más del 75 por ciento del envejecimiento de la piel —arrugas, manchas, flacidez—. Por ello debemos estar siempre muy bien protegidos.”

(Fuente: Wikipedia)

thumb31_9095360

Es muy importante renovar el protector cada 2 horas, aunque te hayas puesto uno con un factor alto, ya que durante ese tiempo, te tocas la piel, te mojas, sudamos y lo más habitual que es estar sobre la toalla y retiramos una buena parte del producto sin darnos cuenta.

Para saber qué tipo de protección necesitamos, debemos saber qué fototipo de piel tenemos.

Estos son los diferentes fototipos:

  • Fototipo I: pieles muy pálidas, como la de los pelirrojos. Casi siempre se queman y es complicado que lleguen a broncearse. Tienden a sufrir reacciones alérgicas ante el sol. SPF 30-50
  • Fototipo II: piel blanca y sensible. Suelen ser personas con el pelo rubio o claro. Tampoco llegan a coger color moreno y también son sensibles a reacciones alérgicas por el sol. SPF 30-50
  • Fototipo III: pieles de color intermedio. Suelen corresponder a personas con el pelo castaño, capaces de coger algo de bronceado. SPF 15-25
  • Fototipo IV: pieles oscuras de personas con el pelo negro. Se broncean fácilmente y con rapidez. SPF 15-20
  • Fototipo V: pieles caracterizadas por ser algo más oscuras que en el fototipo anterior. SPF 15-20
  • Fototipo VI: pieles de personas negras. SPF 15-20

Estos valores son orientativos, tú eres quien mejor sabe qué factor es el adecuado para ti.

Si hablamos de niños y bebés, no está recomendado que tomen el sol hasta al menos los 6 meses, y después se debe usar un protector infantil con factor 50.

vista-trasera-de-chicas-en-la-playa_23-2147813275

Y con esto ya tenéis una orientación para que este verano no haya lesiones solares a la vista.

Recuerda que este domingo es el día de la madre y en nuestras tiendas encontrarás promociones especiales.

gafas-de-sol-en-la-arena_1169-59

Imagenes: freepik