TU CREMA FACIAL PERFECTA

Imagenes: Freepik

Sabemos de sobra, que un buen cuidado facial supone de varios pasos con unas rutinas constantes, pero ¿le estás sacando a tu piel su mejor partido?
Seguro que muchas veces has escuchado o incluso dicho eso de “esa crema es muy buena pero a mí no me funciona”. Y lo más probable es que sea cierto, pero ¿por qué?. Pues muy sencillo, porque nos guiamos por consejos de amigas o confiamos en la publicidad que vemos, pero seguro que no te has parado a pensar qué es lo que realmente necesita tu piel.
Ese es el primer paso para elegir la crema facial más adecuada para ti. Y el siguiente, tan sencillo como elegir una.

mujer-que-cuida-de-su-piel-que-se-coloca-cerca-del-espejo-en-el-cuarto-de-bano_1301-3694

Para poder hacerlo correctamente, tienes que conocer qué es todas esas cosas con nombres raros que nos cuentan en la publicidad, y para eso estamos nosotras.
Hoy te vamos a mostrar algunos de los principios activos más utilizados en cosmética, qué son y para qué sirven, y así podrás elegir adecuadamente:

Coencima Q10:
La Coencima Q10 de grado cosmético es un potente antioxidante que previene la oxidación de los lípidos de la piel, protegiendo contra la radiación UV y los radicales libres. Su función es la de antienvejecimiento, porque evita la degradación del colágeno y la formación y profundidad de las arrugas, además de restaurar la barrera lipídica de la piel.

joven-mujer-cuidado-ella-piel-posicion-cerca-espejo-bathr_1301-3375

Manteca de karité:
Este principio activo es el mejor amigo de las pieles secas y deshidratadas y también sirve para las pieles sensibles. Es un producto concentrado con un gran poder de regeneración, que la hace perfecta para productos destinados al cuerpo, la cara o los labios, que carecen de barrera protectora propia.

Vitamina E:
La acción de la vitamina E es antioxidante, rejuvenecedora y protectora frente a las agresiones externas y los radicales libres que pueden causar el envejecimiento prematuro de la piel. Su acción es frente a las arrugas y las toxinas del medio ambiente, pero también es buena para la regeneración de los tejidos.

Péptidos:
Los péptidos son moléculas cuya función es sobre todo la de detectar anomalías en la piel y contribuir a su reparación. Con la edad, estas moléculas van disminuyendo su actividad y por eso en algunos productos de belleza se incluyen péptidos artificiales.

Ácido hialurónico:
El beneficio principal del hácido hialurónico es su capacidad de retener miles de veces su peso en agua. Dicha capacidad, le convierte en un aliado perfecto para hidratar la piel, protegerla e incrementar el nivel de colágeno.

Rosa mosqueta:
El aceite de rosa mosqueta es un poderoso regenerador para la piel, ya que actúa como humectante, mejorando su hidratación; pero también ayuda a la cicatrización, reduce la pérdida de agua en la epidermis, atenúa la visibilidad de cicatrices y evita las estrías.

Cafeína:
La cafeína tiene múltiples propiedades cosméticas y, dependiendo del producto en el que se presente, puede tener diferentes funciones. Por ejemplo, en anticelulíticos, combate la piel de naranja al acelerar el riego sanguíneo; es un potente antioxidante que ralentiza el ritmo de envejecimiento de la piel y también es descongestivo, propiedad óptima para el tratamiento de ojeras y bolsas en los ojos.

Jojoba:
El aceite de jojoba es beneficioso para el cabello y para la piel, debido a sus propiedades restauradoras y acondicionadoras. En la piel, protege las capas superficiales frente a las fuertes radiaciones de sol y en el cabello, proporciona mayor brillo y suavidad.

Pantenol:
El pantenol es un producto muy utilizado en productos de cuidado del cabello, como champús o acondicionadores, pero también tiene otros usos útiles como su capacidad emoliente, hidratante y nutritiva. Además, no suele producir alergias.

Queratina:
El principal beneficio de la queratina es la protección, ya que las proteínas que contiene forman una barrera que protege de los radicales libres y agresiones externas. Además, ayuda al brillo, la permeabilidad, la resistencia y la elasticidad del cabello, por lo que es muy usada en productos para el pelo.

Antes de comprar cualquier crema, es recomendable que te informes bien y sobre todo que la puedas probar a través de una muestra para asegurarte que no te va a dar algún tipo de reacción.
Y con toda esta información ya os dejamos tarea pendiente, y os aseguro que vuestra piel os lo agradecerá y lo notareis… Y mañana San Valentín!!!

Imagenes: Freepik
Imagenes: Freepik

Fuente: MujerHoy